El monto que se cobra por el seguro cubre pérdidas y daños físicos que pueda sufrir la mercancía en temas relacionados con el transporte de ésta.


Es importante resaltar que el seguro no cubre daños que estén relacionados con el funcionamiento de los artículos, si estos no tienen signos de daños físicos.


El seguro es por el valor por el cual se declara el artículo sin tener en cuenta cargos extras o valores reportados comercialmente en el mercado.


Solo se cancela el pago luego de realizar una investigación a fondo de lo ocurrido y en la cual el resultado sea evidente que la mercancía sufrió como consecuencia del transporte.


Existen mercancías que no se aseguran y por lo mismo no se responderá por su pérdida o daño.